Inicio

Fallece nuestro hermano Gabriel Abad Velázquez

La Hermandad de la Sagrada Lanzada lamenta comunicar el fallecimiento de nuestro hermano número 6, Gabriel Abad Velázquez. Sus restos mortales serán velados en la Sala 15 del Tanatorio de la SE-30 y el responso será mañana sábado, 1 de septiembre de 2018, a las 9 horas en el mismo tanatorio.
 
Elevamos oraciones al Santísimo Cristo de la Sagrada Lanzada y a su Bendita Madre del Buen Fin por nuestro hermano y mostramos nuestras más sinceras condolencias a sus allegados y familiares.
 
 
En este triste día de su fallecimiento, queremos recordale con las palabras que escribió para conmemorar sus bodas de plantino en la hermandad.
 

GRACIAS A MI PADRE
Por Gabriel Abad

Antes de relatar lo que sucedió, quiero recordar al que fue hermano nuestro, el gran humorista “Paco Gandía” cuando decía esto es un caso verídico, y lo que voy a relatar también es un caso verídico.

A principios del mes de febrero del año 1939, terminando la guerra civil, muchos hermanos de distintas hermandades se encontraban realizando el servicio militar, bajando por dicha cuestión la nomina de hermanos en la salida, así como en el abono de las cuotas, mermando considerablemente los ingresos, lo que conllevaba que los gastos de la salida procesional que antiguamente abonaban cuadrilla de costaleros, acólitos, carpinteros, etc, se viese en la dificultad de poder abonarse. Así mismo, existía el problema añadido que las subvenciones del Ayuntamiento eran muy reducidas, conllevando a la Junta de Gobierno de aquel momento a solicitar ayuda a los hermanos y a los miembros de junta.

Mi padre tenía un establecimiento de aguardiente y licores en la calle Sierpes, al cual yo acudía desde que era niño y me pasaba allí las horas, sin ni siquiera llegar al mostrador. Un día como tantos otros, acudieron al establecimiento D. Fernando López Cepero, D. Juan Gerona y D. Luis profesor del Colegio San Luis Gonzaga y estaban manteniendo la conversación referida anteriormente que en ese año la Hermandad no podía realizar su estación de penitencia. En ese momento, D. Fernando le dice a mi padre que si “él podía ayudar para la salida de la hermandad” Mi padre se rebusca en el bolsillo y sacó un duro y cinco pesetas de las de antes (el año 1939), diciéndole a continuación D. Juan Gerona que porque no se hacía hermano de nuestra corporación. Mi padre le contesta que empezó con el negocio que regentaba en el año 1926 y nunca había visto al Señor del Gran Poder en la calle, parándose un año delante de la puerta, y le pidió en ese momento que si el negocio era productivo se haría hermano. Así fue, el negocio lleva más de 13 años y mi padre vistiendo la túnica.

Recuerdo las palabras de D. Juan Gerona, cuando le dice que entonces por qué no hacía hermano a su hijo, contestándole en ese momento que eso estaba hecho que le daba el nombre y los datos y ya tenían un hermano más. De la emoción que me embargaba fui corriendo a mi madre a contárselo, que me habían hecho hermano de la Lanzada. Así fue como el que suscribe se convirtió en hermano de la Lanzada y así han transcurridos 75 años desde entonces.

Estoy orgulloso de haber sembrado como un pobre labrados las semillas que he podido, primero con mi mujer y compañera, en segundo lugar mi hija cuyas cenizas que reposan en la hermandad. Igualmente como hermanos mis hijos, nietos, sobrinos, amigos de la infancia y algunos conocidos cuando vivía en Triana, que también algunos han vestido la túnica de la hermandad. Haciendo referencia a ello, un miércoles santo un hombre me paró y me agradeció que le buscase una túnica.

Me viene un recuerdo que me dijo mi padre siendo ya mayor “Gabriel para recoger frutos tienes que sembrar”, por ese motivo me despido con un fuerte abrazo de todos los hermanos que siempre me saludáis con tanto cariño.

 

Donaciones

Actos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
Add to calendar

Lista de Distribución

¿Cuánto queda...?

151 días hasta el Miércoles Santo.